viernes, 9 de noviembre de 2018

UNA REVOLUCIÓN CULTURAL




ANTICRISTIANA “DE MANUAL”

NOTIVIDA, Año XVIII, Nº 1137, 8 de noviembre de 2018

INSTRUCCIONES PARA MANIPULAR EL LENGUAJE EN LOS MEDIOS.

“Derecho al aborto: recomendaciones para una cobertura periodística sin estigma”, se llama el manual que acaba de lanzar Casa Fusa.

El manual presentado por la filial local de la Federación internacional de Planificación Familiar (IPPF, por su sigla en inglés) recopila las prácticas del periodismo abortero e induce al resto de los medios a adoptarlas. Subvierte el lenguaje para provocar cambios sociales que decanten finalmente en una ley. Una revolución cultural anticristiana “de manual”.

“RECOMENDACIONES PARA LA COBERTURA PERIODÍSTICA”:

*      “Evitar el uso de las palabras niño o bebé”. Decir “embrión o feto”. “No es un bebé. Mucho menos un niño”.

*      “No mencionar a los que practican abortos como ‘abortistas’ o ‘aborteros’”, tiene “connotaciones negativas”. Usar “proveedor de servicios de abortos o proveedor de servicios de salud”. Ejemplo negativo: “La radiografía del aborto en San Juan” (Tiempo de San Juan, 12/06/2018).

*      “No usar términos como objetor de conciencia” que “puede transmitir la idea de que quienes practican abortos son personas que no actúan a conciencia”. Lo ideal sería “profesional que obstaculiza el acceso a un aborto”.

*      Prescindir de las palabras “madre” o “padre” durante un embarazo.  Porque implica “que el feto es un niño”. Es “preferible” usar “mujer embarazada, persona gestante, pareja de la mujer embarazada, pareja de la persona gestante”. Ejemplo: “Polémica por un aborto no realizado: ‘La madre corría un altísimo riesgo’” (El Litoral, 21/08/2018).

*      “Evitar criminalizar a las mujeres y sus decisiones”. No usar frases como “sacarse de encima al bebé” o “deshacerse del bebé”. Se sugiere “interrumpir el embarazo”.

*      “No son pro-vida: son anti-derechos”. “Pro-vida” o “pro-familia” son términos que “transmiten la idea de que quienes apoyan el acceso al aborto seguro y legal están en contra de la vida”. “Recomendamos usar términos alternativos para aclarar que se hace referencia a las personas que se oponen a la práctica del aborto”. Y sugerimos el uso de palabras como “anti-aborto” o “anti-derechos”. Ejemplo: “Una fundación “Pro Vida” denunció a una mujer por un supuesto aborto y amenazaron con escracharla en el trabajo” (TN, 25/07/2018).

*      “Es mejor hablar de personas ‘pro derecho’ y no de ‘pro aborto’”. La recomendación es hacer hincapié en el “derecho de la mujer a elegir”, y no en el aborto mismo.

*      “Negar un aborto, ¿qué derechos afecta?” “Derecho a la salud (a la atención sanitaria) ... derecho a decidir si tener hijos o no, cuándo y con qué intervalos”. “Es imprescindible que las coberturas periodísticas puedan poner el foco también en esta violación a los derechos cuando se informa sobre el tema”.

*      “No es lo mismo un aborto ilegal que un aborto inseguro o peligroso”. “Los abortos ilegales son aquellos que no cumplen con el marco legislativo del país”. Sin embargo, “pueden ser abortos practicados de forma segura por parte de un proveedor capacitado o por una mujer con acceso a medicamentos de alta calidad”.

*      “El derecho a la intimidad: nunca ponerlo en juego”. “Al difundirse los datos de cuándo y dónde se realizará la interrupción legal del embarazo, se puede dar lugar a manifestaciones de grupos contrarios al aborto”. Ejemplo: “Hospital Rivadavia: se realizó un aborto que un piquete ‘pro vida’ no pudo frenar”.

*      “Por qué hablar de ‘personas gestantes’ y no sólo de mujeres embarazadas”. “Es recomendable incluir una perspectiva que tenga en cuenta a las personas que no son mujeres, pero tienen capacidad de gestar como ocurre, por ejemplo, con los varones trans”.

*      “Incluir información actualizada sobre la práctica del aborto ayuda a eliminar mitos”. “Recomendamos usar información actualizada sobre prácticas, procesos y servicios locales relacionados con el aborto”. “Esto puede contribuir a combatir el mito de que todo aborto es inseguro”.

*      “El valor de las historias en primera persona”. “Para quienes no tienen la experiencia del aborto, estas historias pueden ayudar a comprender que el aborto es parte de la vida cotidiana de las personas y no simplemente un tema abstracto”.

*      “Mencionar las fuentes: clave para una información de calidad”. Es recomendable incluir el número o tasas de mujeres que han tenido abortos en el país; descripciones. “Tener en cuenta un hecho importante: las estimaciones sobre el aborto, en general, pueden estar basadas en subregistros”.

*      “Los juicios de valor no deberían tener espacio en la cobertura periodística”. “Las noticias no pueden incluir una mirada moralizante ni estigmatizante”.

“CÓMO USAR IMÁGENES QUE NO GENEREN ESTIGMA”

Ø  Evitar “imágenes de personas en un avanzado estado de embarazo”. Usar “fotos de mujeres que pueden interrumpir voluntariamente el embarazo y que representen diferentes perfiles: edad, ingresos económicos, con hijos o no, etc”.

Ø  Evitar la exposición pública no deseada. “Recomendamos no poner sombras ni ocultar el rostro de una mujer porque podemos transmitir la sensación que el aborto es algo que causa vergüenza o culpa”. “Usar un dibujo realista de una mujer es una buena alternativa y permite que el receptor se identifique con la persona mostrada”.

Ø  “Las personas gestantes que deciden interrumpir un embarazo atraviesan diferentes estados emocionales: no todas están alteradas, tristes o con miedo por la situación. Mostrar personas en esos estados puede reproducir la idea de que el aborto es siempre una situación traumática”. Recomendamos “usar imágenes con personas con expresiones ‘neutrales’”. Ejemplo negativo de imagen: “Riesgos del aborto inducido” (Panamá América, 23/07/2018).

Ø  “No todos los abortos ocurren en centros de salud”. “Incorporar a los informes fotos de hospitales, clínicas, camillas, profesionales de la salud, etc, no siempre es acertado”. “Es preferible mostrar personas en situaciones cotidianas (en su casa o con amigos, por ejemplo)”.

Ø  “Evitar fotos de bebés o fetos de varias semanas”. Contribuye “a desdibujar el foco de la noticia, que siempre debe estar puesto en la persona que experimenta el aborto y no en el embarazo”. Ejemplo negativo: “Lo que prefieren callar acerca del aborto” (La Prensa, 15/07/2018).

Ø  “Que las imágenes diferencien las prácticas inseguras de las que no lo son”. No transmitir que “el aborto es una experiencia ‘miedosa’ y/o ‘peligrosa’”. Ejemplo negativo: “Mujer que trabajó abortando devela lo que las clínicas abortistas esconden por dinero” (AIM, 4/07/2018).

sábado, 3 de noviembre de 2018

EL COLMO DE LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO



El Registro Civil de Mendoza le dará a dos personas el DNI sin consignar el sexo.

TN,  02/11/2018.


Por primera vez en la historia, el Registro Civil de Mendoza avaló el pedido de dos personas que no se reconocen como mujer ni hombre y aceptó que en ambos documentos nacionales de identidad no se especifique el género.

La decisión se tomó "a través de la resolución 420/2018 que hizo lugar a la solicitud de dos personas mendocinas que requirieron el reconocimiento legal de su identidad de género autopercibida y correspondiente rectificación registral", precisaron fuentes del Registro Civil
.
Desde el organismo indicaron, además, que de esta forma "solicitaron en forma expresa que en su partida de nacimiento y DNI no se consigne sexo alguno".

De esta manera, la Dirección del Registro Civil resolvió labrar una nueva partida de nacimiento con la modificación en la que el campo reservado para el sexo deberá completarse con una línea.

"En ambos casos, en el lugar donde se coloca el sexo en el DNI no se especifica nada y serían los primeros casos en Mendoza, en la Argentina, y quizás del mundo", comentó hoy a Mdz Radio la subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte, Eleonora Lamm.


"La Ley de Identidad de Género, aprobada en 2012, avala esta decisión", informaron los voceros, quienes señalaron que el propio gobernador Alfredo Cornejo dio el aval para que se tomara esta decisión.


Los puntos destacados de la resolución indican que las personas manifestaron "que los prenombres consignados en sus partidas de nacimiento y DNI no se corresponden con su identidad de género autopercibida, por lo cual solicitaron su deseo de que en ambos documentos se consignen los nuevos prenombres, pero que no se consigne sexo alguno

jueves, 9 de agosto de 2018

EL CIGOTO ES HUMANO



La Voz del Interior, 6 de agosto de 2018 

Por Carlos Prosperi
* Doctor en Ciencias Biológicas, profesor de Biología y de Epistemología (UBP)

“Cigoto” es el término general que se utiliza para designar a la unión de óvulo y espermatozoide con el fin de desarrollarse para formar un nuevo individuo de su especie.
El óvulo y el espermatozoide tienen un número cromosómico haploide, es decir que cada uno lleva la mitad de los cromosomas provenientes respectivamente de la madre y del padre.

Así, por separado, son sólo células y tienen vida como cualquier otra célula, pero de ninguna manera podrían ser considerados vida humana ni mucho menos individuos.
Luego de producida la fecundación del óvulo, lo que también se conoce como la concepción, esto cambia de modo radical. La mitad de los cromosomas del óvulo se unen con la otra mitad de los cromosomas del espermatozoide para formar un cigoto, que ya tiene el número cromosómico normal o diploide, propio de su especie, con lo cual forman un individuo de la misma especie pero completamente nuevo, bien diferenciado de su padre y de su madre, en tanto individuo.

Esto es científico y objetivo, y es algo bien conocido desde hace mucho tiempo, de manera que nadie puede alegar ignorancia de la cuestión.

La Academia Nacional de Medicina manifestó en el Plenario Académico realizado el 30 de septiembre de 2010: “Que el niño por nacer, científica y biológicamente es un ser humano cuya existencia comienza al momento de su concepción. Desde el punto de vista jurídico, es un sujeto de derecho, como lo reconocen la Constitución Nacional, los tratados internacionales anexos y los distintos códigos nacionales y provinciales de nuestro país. Que destruir a un embrión humano significa impedir el nacimiento de un ser humano. No es opinable. Se trata de un hecho científico afirmado con toda claridad”. 

La declaración de la Academia está por encima de las opiniones de cualquier otra institución nacional, incluso el Ministerio de Salud o cualquier otra organización política o social.

Jérome Lejeune, científico de la Universidad de París, considerado el padre de la Genética Humana moderna, dijo: “No se trata de una opinión, de un postulado moral o de una idea filosófica, sino de una verdad experimental. Si el ser humano no comienza con la fecundación, no comienza nunca. Ningún científico informado puede indicar un solo dato objetivo posterior a la constitución de un nuevo ADN como hecho del que dependa el inicio de una vida humana. Afirmar que la vida humana comienza después de la fecundación no es científico. Es una afirmación arbitraria, fruto de ideologías o intereses ajenos a la ciencia. El cigoto, fruto de la fusión de las dos células germinales, es un individuo distinto del padre y de la madre, con una carga genética que tiene el 50 por ciento de cada uno de los progenitores”.

Seamos honestos. No pongamos en boca de la ciencia lo que no es verdadero: hay vida humana desde la concepción, por lo que el aborto significa, sin dudas, matar a una persona.

Sin dudas, la vida está escrita, impresa en un lenguaje fantásticamente miniaturizado.



miércoles, 4 de abril de 2018

UN NIÑO DE DOS AÑOS SE DESPERTÓ MOMENTOS ANTES DE QUE DESCONECTARAN SU SOPORTE VITAL


Radio Mitre, 3 abril, 2018

Un niño de dos años, que padecía un raro tipo de cáncer de pulmón, sorprendió a su familia al despertar de un coma momentos antes de que apagaran su respirador por decisión de sus padres.

Después de su milagrosa recuperación, tras dos años luchando por superar la enfermedad, Dylan Askin, oriundo de Derby (Reino unido), fue enviado a su casa.

Los doctores no creían que lo iba a lograr. El niño tenía un raro tipo de cáncer de pulmón: el 80% de sus pulmones estaban cubiertos de quistes. Con todo el dolor del mundo, sus padres habían decidido acabar con su sufrimiento y apagar su respirador.

Momentos antes de que los doctores desconectaran su soporte vital, se despertó. Gradualmente, empezó a estar mejor y su salud se estabilizó de tal manera que fue dado de alta.

El niño había sido llevado por su familia al hospital Derby Royal en la Navidad de 2015 al presentar problemas respiratorios. Ahí fue cuando encontraron que su pulmón había colapsado. Los estudios que le realizaron determinaron que tenía quistes y el pronóstico era más grave de lo que su familia pudo imaginar.
Al principio, Dylan se había recuperado para salir de terapia intensiva, pero debido a un ataque contrajo neumonía bacteriana. Sus pulmones casi no funcionaban. Y así fue que los médicos decidieron ofrecerle a sus padres que le quitaran el respirador.

martes, 3 de abril de 2018

MARTHA PELLONI



«El Papa Francisco me dijo tres palabras: preservativo, transitorio y reversible»

(Agencias/InfoCatólica), 3-4-18

Martha Pelloni, profesora, rectora y religiosa argentina de la Congregación de Carmelitas Misioneras Teresianas, ha manifestado su oposición al aborto pero a su vez ha asegurado que el Papa le propuso el uso de preservativos y la ligadura de trompas para las mujeres que no se quieren quedar embarazadas.

 Pelloni asegura en una entrevista a Radio Cut estar «a favor de la vida de la madre y el bebé. Es necesario el debate para que veamos toda la atención que hay que darle a una mujer para que no llegue a un aborto».

En diálogo con Crónica Anunciada, la religiosa aseguró que defiende «las dos vidas, la de la madre y la del hijo» y agregó que «tiene que haber una paternidad responsable, una planificación».

Sin embargo, la polémica está servida ante la siguiente afirmación:

«El Papa Francisco hablando de este tema me dijo tres palabras: preservativo, transitorio, y reversible. Un diafragma, y en último caso, que es lo que nosotros aconsejamos a las mujeres del campo... ligamento de trompas".

Y añade:

«Si hay educación sexual y responsabilidad del Estado para atender a la mujer en su situación de pobreza, no necesitamos despenalizar el aborto porque no va a ser necesario abortar».

Catecismo de la Iglesia Católica

2370 La continencia periódica, los métodos de regulación de nacimientos fundados en la autoobservación y el recurso a los períodos infecundos (HV 16) son conformes a los criterios objetivos de la moralidad. Estos métodos respetan el cuerpo de los esposos, fomentan el afecto entre ellos y favorecen la educación de una libertad auténtica. Por el contrario, es intrínsecamente mala “toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga como fin o como medio, hacer imposible la procreación” (HV 14):

«Al lenguaje natural que expresa la recíproca donación total de los esposos, el anticoncepcionismo impone un lenguaje objetivamente contradictorio, es decir, el de no darse al otro totalmente: se produce no sólo el rechazo positivo de la apertura a la vida, sino también una falsificación de la verdad interior del amor conyugal, llamado a entregarse en plenitud personal. [...] Esta diferencia antropológica y moral entre la anticoncepción y el recurso a los ritmos periódicos implica [...] dos concepciones de la persona y de la sexualidad humana irreconciliables entre sí» (FC 32).